Johan Padan

Espectáculos

Johan Padan

en el descubrimiento de las Américas

Con

 

Alberto García Sánchez

 

autor

 

Dario Fo

 

dirección

 

Caroline Van Gastel

 

Johan Padan en el descubrimiento de las Américas

 

 

Dario Fo nos cuenta que escribió esta obra inspirándose en el testimonio que Alvar Núñez Cabeza de Vaca dejó en su relato Naufragios – Cabeza de Vaca, donde da cuenta, en primera persona, de las situaciones trágicas y grotescas que vivió como consecuencia de un naufragio del que sólo cinco marineros lograron salvarse.

 

Johan Padan (personaje que tiene sus raíces en la Comedia dell'Arte) se encuentra, muy a su pesar, en uno de los barcos de la cuarta expedición de Cristóbal Colón que parte hacia las Indias. A través de la mirada de este "pícaro" originario de la Padania, Dario Fo nos ofrece otro punto de vista sobre el descubrimiento de América.

 

Cuando hablamos de la Conquista, ya sea para condenarla o elogiarla, a menudo tomamos una actitud eurocéntrica. Decimos "Nosotros hemos matado cuarenta millones de habitantes en unos cuantos años, les robamos el oro, la plata..." o también "Nosotros les llevamos la cultura, la religión, la moral, la tecnología de nuestros cañones que los indios supieron apreciar al instante..." En cualquier caso el "nosotros" es la referencia y nunca el "ellos". Olvidamos que "ellos", los pueblos indios, tuvieron un papel activo resistiendo a los invasores europeos. Es el caso de los Mapuches del sur de Chile y de los indios de la Florida que resistieron durante casi cuatrocientos años.

 

Johan Padan en el descubrimiento de las Américas nos ofrece una reflexión histórica, cierto, pero si Dario Fo, una vez más, vuelve su mirada hacia el pasado es para hablarnos de la actualidad. Esta obra es una defensa del derecho de los pueblos a resistir, tanto a las colonizaciones del catecismo bajo el brazo como aquellas que, continuamente, la lógica del mercado nos prepara.

 

 

De pronto vimos un centenar de indios montados a caballo.

"¡Santo Dios! Indios cabalgando como caballeros cristianos, ¡es inmoral!"

 

La prensa...

 

 

"Catalán de magníficos gestos, [Alberto García Sánchez] aborda este texto sin vacilación, lo mima, lo malea, lo declama, lo murmura. Al relato picaresco de Dario Fo que nos habla de la eterna necesidad de la resistencia en una parábola de inumerables peripécias, responde la voz de García, que se revuelve sin un atisbo de cansancio y que embarca al público desde los primeros momentos para no soltarlo"

 

Eric Libiot, L’Express

Francia

 

 

Una producción de Théâtre Octobre de Bruselas.

 

 

Dario Fo

 

Nacido en San Giano en 1926, Dario Fo crece en un ambiente popular. Muy temprano descubre la tradición de narrar cuentos, la improvisación y el teatro popular. Con catorce años se instala en Milán siendo estudiante del Liceo Artístico de Brera. Después de la guerra -en la que fue desertor- retoma su carrera de arquitectura en el ambiente febril del Milán artístico e intelectual de la época. Para ganarse la vida trabaja como actor en la Compañía de Franco Parenti. El éxito le anima a dejar sus estudios para volcarse en el teatro, si bien en principio como actor y guionista, más tarde como director, productor y decorador. Dario Fo pasa a ser un hombre de teatro total.

 

En 1952 obtiene un gran éxito con los monólogos radiofónicos "Poer Nano". Es entonces cuando conoce a la actriz Franca Rame, con quien contrae matrimonio en 1954. Ella será su principal colaboradora.

 

Después de haber trabajado con Parenti y Durano y colaborado en las películas de Lizzani, Pietrangeli y Leoni, en 1958 crea la Compañía Fo-Rame. La obra "Ladri, manichini e donne nude" marca el inicio de un compromiso social que le llevará de la revista a la comedia política: « Comica Finale », « Gli arcangeli non giocano al flipper », « Aveva due pistole con gli occhi bianchi e neri », « Chi ruba un piede è fortunato in amore », etc.

 

Paralelamente realiza el polémico programa televisivo "Canzonissima".

En 1963 presenta " Isabella, tre caravelle e un cacciaballe ", quizás su obra más brechtiana.

 

Tras la crisis de 1968 deshace la compañía y deja de lado los circuitos comerciales. Con el Colectivo Nuova Scena va a la búsqueda de un público nuevo, de nuevos circuitos con una radicalización de su compromiso político. De esta época se destacan obras como « Mistero Buffo », « L'opraio conosce 300 parole, il padrone 1000: per questo lui è il padrone », « Morte accidentale di un anarchico », « Tutti uniti tutti insieme! », « Fedayn », « Pum!Pum! chi è? La polizia! », « Non si paga, non si paga! », « Il Fanfani rapito », « La Marijuana della mamma est la più bella »...

 

Dario Fo, premio Nóbel de literatura de 1997, cuenta con una obra renovadora, llena de vitalidad e ingenio que hacen del autor italiano uno de los creadores más importantes del panorama teatral europeo.

 

Caroline Van Gastel

 

Caroline Van Gastel entra en el Conservatorio de Bruselas -Sección Flamenca de Arte Dramático- en 1972. Tras estos estudios parte rumbo a Los Ángeles donde sigue la formación del "Actors Studio" con Deliah Salvi.

Hasta 1978, trabaja como actriz en el KVS con Rouffaer, en el Arca Théâtre de Gand y en la Nouvelle Scène Internationale (colabora en la creación de « Mistero Buffo » de Dario Fo). A partir de 1979 participa en diferentes espectáculos en el Raamtheater de Amberes con Arturo Corso, en el Theatercooperatief de Rotterdam con Franca Rame, en el Théâtre National de Belgique con Elvire Brison, en el Nationaal Toneel, en el Gruppe Projekt de Munich y en el Theaterunie d'Amsterdam.

 

En 1973 es la asistente de dirección de Dario Fo (Compagnia di Dario Fo e Franca Rame, Nederlandse Opera, Teatro Stabile de Turin, Berliner Ensemble, etc.). Ella asume la dirección de numerosas creaciones en Bélgica y Holanda, de las que cabe destacar Les Morts de James Joyce, Autopsie d'une Bouteille de Pascale Hoyois y Verkade de Karel Hermans. Asimismo monta diferentes obras de Dario Fo: "Arlekin, Hellequin, Arlecchino", "Le Couple Ouvert", "Le Journal d'Eve" y "Johan Padan à la découverte des Amériques".

 

Paralelamente, Caroline Van Gastel, ha dado clases de interpretación en el Conservatoire Royal de Liège, en la Academia de Verano de Neufchateau, en la Commune di Ivrea en Italia, en el Espace Sud de Namur, en el l’Open Living de Amberes y en la Escuela de la Televisión Flamenca.

 

Crónica del Festival Palabras al vuelo

 

Ella y mi género: el arte de la resistencia

 

 

Montreal, 2017. Se estrena Elle et mon genre, un encargo de la directora artística del festival de cuentos de la ciudad, Stéphanie Bénéteau, que busca espectáculos sobre la condición femenina que sean encarnados por narradoras ¡y narradores! Sí, hombres, precisamente hombres, ¿cómo no van a ser hombres también? El elegido es el actor, dramaturgo y narrador Alberto García Sánchez.

El espectáculo gira por Canadá, Francia, Suiza y Bélgica. “Es un auténtico logro, una verdadera joya de delicadeza, humor y virtuosismo verbal”, dice Le Monde. Todo aquel que estuviera ayer noche en el Teatro de Tías (Lanzarote) escuchando las carcajadas, los silencios y los aplausos estará asintiendo con la cabeza.

 

Alberto juega con las palabras, las dobla, las pule, confronta sus dobles sentidos, las elige como el chef con constelaciones Michelin elige las especias, las proporciones y los tiempos, para crear un espectáculo brillante que habla del significado de ser mujer. Habla también del reto y de la angustia que supone para un artista, hombre, blanco, heterosexual, escribir y llevar a escena un texto sobre las mujeres.

 

A punto de negarse y de sugerir otro tema donde sentirse más seguro —la lucha de clases, por ejemplo— una noticia en el periódico le hace cambiar de opinión. Es el asesinato de una mujer de 18 años en una playa de Ecuador y la humillación posterior a la que es sometida su memoria. “¿Cómo iba vestida? ¿Había bebido? ¿Qué hacía sola por ahí?”. La foto del periódico le habla. “¿Estas heridas a quién pertenecen?, inquiere la foto de la mujer. ¿Acaso no son suyas, nuestras también?

 

Del drama a la comedia en tres segundos. Alberto es un Lamborghini del ritmo y de la verdad. Así es la vida: la luz se convierte en sombra sin que apenas nos de tiempo a pestañear. Que el estreno en español de esta obra de arte sea en un pueblo llamado Tías no deja de ser un maravilloso chiste. Ironía, humor para identificar la realidad, para sobrellevarla, para cambiarla.

 

Ciudades que miran a las mujeres de distinta forma que a los hombres. Comportamientos (seguridad, confianza en uno mismo, coraje, responsabilidad, una copa de whisky) que atribuimos a los hombres y que creemos excepcionales en las mujeres. Clichés, tópicos grabados a fuego en nuestros cerebros, mujeres a las que se les aparece el hijo que han decidido no tener por la presión social que dictamina que la realización femenina pasa, sí o sí, por la maternidad.

 

Con sus palabras, con su cuerpo, con su mirada, con todo su yo, sea el de él o el de ella, Alberto narra con todos los poros de su cuerpo: nos traslada a un hospital en la revolución sandinista, al estudio de una pintora, al conciliábulo de las reencarnaciones (¡qué maravilla de ficción politeísta!), a un bosque, un palacio, a la habitación de una adolescente…

 

La belleza, la dictadura de los cuerpos perfectos impuesta por el mercado, las mil y una estratagemas de poder político y religioso para dividir y manipular, el machismo acostumbrado, identificado como problema crónico, el “algo habrá hecho”…

 

Ayer noche, en Tías, Alberto agradeció el prolongado aplauso del público, con espectadores puestos en pie, diciendo que la organización de un festival como Palabras al Vuelo es un acto de resistencia. Ella y mi género también lo es. Alberto García Sánchez ha creado un espectáculo trepidante, que emociona, indigna, autodescubre y genera unas revolucionarias ganas de pasar de la palabra a la acción.

 

CRÓNICAS de ESPECTÁCULOS del 22 de ocubre de 2018

Distribución

 

 

 

Autor e intérprete Alberto García Sánchez.

 

Asistencia dramatúrgica Magali Armengaud

 

Traducción al castellano Maria García Granell

 

Colaboración artística Sigrun Kilger

Manon Dumonceau

Anne Marchionini

 

Producción Théâtre Octobre asbl

Festival Interculturel du Conte de Montréal

Conte et Littérature de Bélgica

Festival Contes Givrés de Francia.

 

 

Con la ayuda de la Charge du Rhinocéros y el Centro Cultural Les Riches-Claires de Bruselas

 

Copyright © All Rights Reserved